fis@fundacionimaginariosocial.org

FIFA, Naciones Unidas y Cambio Social

FIFA, Naciones Unidas y Cambio Social
5 mayo, 2011 Imaginario Social

Durante muchos años España vinculó su imagen hacia el exterior por medio de su cultura, su música, las artes, la danza, gastronomía y el buen clima entre otros factores, pero últimamente está directamente asociada al fútbol. Además de ser la actual selección campeona mundial, su liga nacional es considerada como la mejor del mundo. Otro factor es que los dos mejores clubes de fútbol del mundo – Fútbol Club Barcelona y Real Madrid – según clasificación publicada por IFFHS, son españoles.

En estos últimos 18 días, una buena parte de aficionados españoles – y por qué no decir del mundo – estuvieron acompañando a los 4 partidos disputados entre el Real Madrid y Barça. La repercusión mediática de estos partidos a nivel mundial ha sido impresionante, una vez que se estimó que el partido de vuelta de la Liga Española entre ambos equipos, fue visto por aproximadamente 400 millones de personas.

El fútbol es capaz de mover una economía (el PIB puede subir o bajar si una selección gana o pierde un mundial), integrar pueblos, parar una guerra (sucedió con el equipo de Santos de Pelé en la guerra civil en Nigeria en 1969), promueve movilizaciones solidarias (partidos benéficos para recaudar fondos o alimentos), unidad regional, divulga y difunde gratuitamente la cultura de una región o país, etc. Es curioso que en la ONU posee 192 países miembros, mientras que la FIFA registra 206 federaciones nacionales.

Pero el fútbol va mucho más allá de las disputas entre 22 deportistas en un campo. Es un deporte que sirve para promover la integración entre los pueblos más desfavorecidos y dar a aquellos que carecen de recursos, un poco de esperanza y ánimo en sus vidas. Un ejemplo del poder de transformación social de este deporte está en el equipo de fútbol “Albino United” (http://www.youtube.com/watch?v=6VQXfuvfsTM), que es formado por jugadores albinos de la ciudad de Dar er Salaam (Tanzania). El equipo fue constituido para luchar contra las persecuciones y mutilaciones sufridas por ellos en algunas zonas rurales, por ser considerados amuletos en rituales místicos de algunas tribus, y han logrado una significativa disminución.

También a través del fútbol, se promocionó el aumento de la autoestima de mujeres seropositivas de uno de los suburbios más pobres de Zimbabue. Enfrentando al prejuicio de todos por ser mujeres y además enfermas, cómo podrían jugar a fútbol? En búsqueda del respecto de los demás y sobre todo para que sean tratadas como iguales, deciden formar el equipo y competir (http://www.thepositiveladiessoccerclub.com/trailer/).

FIS apuesta por la integración de los jóvenes gitanos rumanos a través del fútbol. Tenemos un equipo y jugamos todos los lunes. Queremos promover el espirito colectivo, la competitividad sana, el respecto a los demás, el valor del esfuerzo y la lucha por un objetivo común.

 

Opina en FIS
¿Cómo explicar la magia causada por un deporte como el fútbol, que provoca las más diversas reacciones en las personas, independientemente de su clase o nivel social?
¿Sería el fútbol un agente transformador social o una válvula de escape, para maquillar los problemas sociales, sirviendo como fuente de ingresos a las grandes multinacionales?

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*